Dedo Verde en tu Escuela

Es el programa financiado por instituciones públicas o privadas, a través del cual llevamos a cabo talleres teórico-prácticos e implementamos sistemas de gestión de residuos en escuelas, con el fin de generar conocimiento y conciencia sobre la problemática ambiental de los residuos, haciendo foco sobre la necesidad de adoptar prácticas integrales y acciones concretas para su correcta gestión dentro y fuera de la escuela.

Hemos comprobado que los residuos que se generan en las escuelas pueden ser re-aprovechados hasta en un 80%, lo que reduce a menos del 20% la cantidad de basura destinada a los rellenos sanitarios. La reducción de impacto ambiental que se puede lograr con un programa de gestión integral de residuos es realmente significativa.

    Este programa abarca las diferentes etapas:


1. Estudio Preliminar:  implica el diagnóstico base de la generación de residuos de la institución, información necesaria para poder desarrollar un diseño que se adapte a la realidad del lugar.

2. Instalación de la Infraestructura: según los resultados obtenidos, se definirá dimensión y unidades de recipientes. Se implementan compostera, recipientes de clasificación diferenciada y herramientas para la elaboración del compost.

3. Programa de Capacitación: la instalación de la infraestructura viene acompañada por un taller teórico/práctico dirigido a toda la comunidad estudiantil, donde se tratan los siguientes puntos: Qué es el compostaje?, Cómo se hace?,  Importancia de la clasificación de los residuos, Las 3R (reducir, reutilizar y reutilizar), Ejemplos de gestión de residuos, y más.

4. Campaña de Comunicación: la instalación del sistema de gestión implica también cartelería explicativa, que fortalece los contenidos de la capacitación y permite orientar in situ las labores de separación y mantenimiento.

5. Visitas de Seguimiento: luego de la implementación y las capacitación se genera un cronograma de visitas semanales o mensuales (depende del caso) para revisar el funcionamiento del sistema, aplicar correcciones y fortalecer las actividades planteadas.

6. Informe de Seguimiento: después de cada visita se entrega un informe donde se analiza la evolución del sistema, y se representan gráficas, fotos y datos relevantes para seguir optimizándolo y evaluar los resultados. 

    Este programa implica muchos beneficios en la comunidad estudiantil, entre ellos:


1. Los estudiantes se familiarizan con la tarea de clasificación de los residuos, se sienten parte de la solución y pueden llevar esta experiencia a sus hogares.

2. Las escuelas se convierten en referentes para la comunidad, de como pueden hacerse cargo de los residuos que producen de una manera eficiente y armoniosa con el planeta.

3. Se reducen los residuos orgánicos que van hacia los rellenos y vertederos, contribuyendo a que las personas que trabajan con la clasificación en estos lugares tengan condiciones menos incómodas de trabajo. 

4. Dependiendo del interes y posibilidad de cada institución, pueden re-aprovecharse muchos residuos, como el orgánico para la producción de abono, el cual puede ser utilizado en una huerta escolar.

5. Los estudiantes pueden utilizar los conocimiento adquiridos en proyectos escolares y en materias como ciencias naturales.